Big Data, la nueva moda para el sector Retail

Durante años, la industria de la moda o retail ha tenido datos previos y la intuición a su disposición para predecir las demandas de los clientes, que ahora se está convirtiendo en algo irrelevante teniendo en cuenta las cambiantes tendencias de la moda y la dura competencia en el mercado. Big Data se está convirtiendo en la parte más importante, más intuitiva e impredecible de esta industria.

En un mundo donde la ropa se desactualiza y cambia con el simple hecho del lanzamiento de una nueva película o la última semana de la moda, hay marcas como Burberry y Ralph Lauren que han recurrido al análisis de Big Data.

Análisis de datos para una experiencia de compra más inteligente

Hasta ahora, la industria de la moda ha estado usando los datos de ventas de años anteriores para determinar la popularidad de un estilo o la tendencia. Aunque los diseñadores individuales suelen considerar que su trabajo es arte, también entienden que las tendencias generan ingresos y, como tales, se concentrarán en crear diseños que probablemente venderán basándose en el rendimiento de años previos. Del mismo modo, los minoristas a menudo basarán sus compras en números similares.

Con la llegada de Big Data sin embargo, los minoristas y diseñadores pueden hacer evaluaciones más inteligentes basadas en nuevos conjuntos de datos. Por ejemplo, mediante el seguimiento de las búsquedas en Google, las empresas pueden identificar qué clientes potenciales están buscando y tomar decisiones de compra para satisfacer rápidamente esa demanda.

5 estrategias de Big Data que favorecen al sector retail

Disposición de Producto. Contar con una buena planificación, permite no sólo tener una imagen de tienda organizada, sino también facilita la rotación de producto, así como el aumento en ventas, definir el tamaño ideal de cada departamento y la ubicación correcta dentro de la tienda.

Optimización de stock. Con ayuda del Big Data se puede llevar a cabo un análisis para clasificar productos y obtener datos en función de ellos, tales como volumen de ventas, y saber si son productos protagonistas o que el target compra regularmente, o si se trata de un artículo accesorio.

Previsión de ventas. Mediante el Big Data y aplicación de técnicas de estadística avanzada, los retailers son capaces de predecir la futura demanda de los productos y/ o servicios comercializados.

Gestión de inventario. Permite la optimización del stock en bodega, saber cuánto se tiene de cada producto, cuándo requiere ser sacado a exhibición y si se cuenta con las unidades necesarias, y también permite saber si existe desabasto.

Análisis de precios. Se hace con el propósito de hacer más rentable el producto y maximizar ingresos, por lo que serán necesarios modelos predictivos que determinen variaciones en los precios, lo que dará pauta para establecer promociones y descuentos que no afecten los ingresos, tanto de retailers como de fabricantes.

 Aunque, el uso de Big Data no puede redefinir completamente la industria de la moda, ya que es más de arte, la innovación y la creatividad que la ciencia y los números, definitivamente está revolucionando la forma en que los industriales y las marcas producen prendas de vestir y accesorios. La intuición y la innovación diseñan esta industria, pero los grandes datos son lo que le da forma y dirección.

 

 

Comparte:

Escrito por

Equipo de redacción de Solo pienso en TIC, el blog de SIAG Consulting.

Deja un comentario