El email: ¿sabías qué…?

¿Sabías que cada día se intercambian más de 320.000 millones de emails en todo el mundo? El email es el canal de comunicación y de intercambio de información más extendido del planeta con aproximadamente 2.800 millones de usuarios y más de 4.500 millones de direcciones de correo, según datos de Radicatti Group.

Hoy en día casi todo el mundo tiene correo electrónico, ya sea para uso particular o profesional, e incluso más de una cuenta de correo electrónico, pero, ¿alguna vez te has parado a pensar cuál fue la primera dirección email de la historia? Pues fue “tomlinson@bbn-tenexa”, dirección que Ray Tomlison, padre del email, utilizó para enviar sus primeros mensajes. Las extensiones “.com” o “.es” llegaron más tarde.

Raymond Tomlinson, fue un programador estadounidense. Por el año 1971, Raymond estaba trabajando en la mejora de un sistema de comunicación entre usuarios llamado SNDMSG, un primitivo email que funcionaba solo entre usuarios de una misma máquina. Pero Tomlinson consiguió desarrollar un método para que dos usuarios pudieran enviar mensajes entre máquinas distintas y mandó con éxito un mensaje como prueba. Aquel fue el primer email. No se conoce con exactitud el texto de aquel primer email, pero sí se sabe que su contenido carecía de sentido y era algo como “QWERTY” o “TEST 1 2 3”.

Otro dato curioso que gira en torno al email es el origen del símbolo @. El símbolo @, “at” en inglés y “arroba” en español, equivale a la representación del latín “ad” o “junto a”, de ahí su uso en informática. Su origen no está del todo claro y existen varias teorías, una de ellas es que el símbolo proviene de la abreviación española y portuguesa de “arroba”, una unidad de medida que en alfarería servía de base para la fabricación de recipientes para el vino o el aceite.

Consejos para una correcta utilización del email

Como todos sabemos, en las cuentas de email hay guardados una infinidad de datos importantes que usamos cada día y muchas veces no nos paramos a pensar lo importante que es mantener segura nuestra cuenta.  Para evitar un robo de datos o incluso una usurpación de identidad es imprescindible utilizar una clave adecuada. Como ya hemos hablado en alguna ocasión, una buena contraseña deber tener como mínimo 8 caracteres, que incluyan letras mayúsculas, minúsculas, números y algún carácter especial. También es aconsejable no ejecutar los archivos adjuntos que provengan de remitentes desconocidos y evitar hacer clic en los enlaces incluidos en los correos que provienen de direcciones no confiables.

Respecto al uso del correo electrónico, cabe destacar la utilización de la copia oculta. A la hora de enviar un mismo mensaje a muchos contactos, se recomienda utilizar el envío en copia oculta (CCO) siempre que sea posible. Con ello se evita que las respuestas lleguen a todos los destinatarios, y además se protegen las direcciones de dichos destinatarios.

Otra recomendación también muy importante y, que muchas veces pasamos por alto, es leer el correo dos veces antes de enviarlo. Con las prisas podemos cometer errores gramaticales u ortográficos y esto no queda muy bien a ojos de ciertos destinatarios, es mejor revisar el correo antes de darle a Enviar.

Comparte:

Escrito por

Equipo de redacción de Solo pienso en TIC, el blog de SIAG Consulting.

Deja un comentario