Gestión de proyectos con Scrum

Scrum es una metodología de gestión de proyectos Agile que viene dado de la nueva ola de transformación digital, y que implica a un pequeño equipo dirigido por un Scrum Master, cuyo principal trabajo es eliminar todos los obstáculos para que el equipo complete el trabajo. El trabajo se realiza en ciclos cortos llamados sprints, y el equipo se reúne a diario para analizar las tareas actuales y los bloqueos de ruta que necesitan ser eliminados.

En pocas palabras, Scrum es un método para administrar proyectos que permiten un desarrollo y pruebas rápidos, especialmente dentro de un equipo pequeño.

El Proceso

Cuando un cliente (interno o externo) llega al equipo con una alguna necesidad, el producto final se divide en fragmentos individuales. Las partes se priorizan y se abordan en una serie de ráfagas cortas llamadas sprints. Los equipos pueden determinar su propia longitud de sprint, siempre que sea menos de 4 semanas (de una a dos semanas suele ser lo más común). Al final de cada sprint, el equipo entrega una parte del producto, esencialmente, una versión del producto que se puede enviar si es necesario. La transparencia es un principio clave en Scrum, por lo que los equipos y las partes interesadas revisan juntos los resultados de cada sprint. Esto garantiza que todos estén en la misma página sobre las prioridades y los entregables, y cualquier ajuste se puede hacer de inmediato.

Los equipos promueven la transparencia interna a través de actualizaciones diarias. Durante estas breves reuniones todos informan sobre lo que han conseguido el día anterior, sobre lo que planean trabajar ese día y sobre los “impedimentos” actuales (factores que les impiden trabajar más eficientemente). Esta visibilidad ayuda a descubrir problemas y a traer a la vanguardia rápidamente, para que el equipo pueda abordarlos y superarlos juntos.

¿Cómo funciona Scrum como gestor de proyectos?

El enfoque de Scrum para la gestión de proyectos permite a las organizaciones de desarrollo de software priorizar el trabajo más importante y descomponerlo en fragmentos manejables. Scrum se trata sobre todo de colaborar y comunicarse tanto con las personas que están haciendo el trabajo como con las personas que necesitan el trabajo completado. Se trata de entregar a menudo y responder a los comentarios, aumentando el valor comercial al garantizar que los clientes obtengan lo que realmente quieren.

Pasar de los enfoques tradicionales de administración de proyectos a la gestión de proyectos de Scrum requiere un ajuste en términos de las actividades que se llevan a cabo, las herramientas que se crean y los roles dentro del equipo del proyecto.

Comparte:

Escrito por

The author didnt add any Information to his profile yet

Deja un comentario