Google Home, un espía en casa

Parece que Google también se plantea dominar nuestros hogares. En este caso la compañía presenta un asistente que puede superar a Siri (iOS) y a Cortana (Windows) y es un rival directo del producto de Amazon (Amazon Echo): se trata de Google Home.

Este asistente virtual es un es un altavoz WiFi que responde preguntas y realiza tareas básicas gracias a los algoritmos por los que es tan conocida la compañía. Con solo pronunciar las palabras mágicas “OK Google” el dispositivo nos permitirá, no solo reproducir música o nuestra serie favorita, sino que también responderá a cualquiera de nuestras preguntas.

Google Home no podía ser menos y ofrece la posibilidad de conectarse con los principales productos inteligentes, como los de Nest. Esto significa que podremos  vincular la domótica de nuestra casa (si disponemos de ella) y programar nuestras luces, persianas o cerraduras de casa con un simple comando de voz. El gigante de Internet quiere otorgarle al “nuevo miembro de la familia”  una función principal, y es que se produzca una interacción real entre dispositivo y usuario. Para ello la compañía continúa en desarrollo y en un futuro le proporcionará más funciones.

google home

Google Home, tápate los oídos. Esto es privado.

¿De verdad estamos dispuestos a ceder nuestra información personal solo para utilizar un dispositivo que funciona únicamente si sabe todos los detalles de nuestra vida?

Con esta cuestión se reabre el eterno debate sobre la privacidad. Porque Google Home está escuchando constantemente, hasta que le damos paso con las palabras “OK Google”. Pero la barrera para limitar nuestra información personal, sería un botón físico y desactivar la conexión por voz, pero desplazarnos para conectarlo supone perder la esencia de esta herramienta.

De momento no estamos obligados a tenerlo en casa. Sin embargo, Google Home, una vez “conectado a nuestras vidas”, sabrá cuándo estamos en el domicilio y cuándo no, algo que puede poner en el punto de mira nuestra seguridad y facilitar el acceso a intrusos en nuestros hogares. Hasta ahora Google solo comercializa su altavoz inteligente en Estados Unidos por 129 $.

El Internet de las Cosas cada vez se está integrando más en nuestra sociedad y vida cotidiana con nuevas tecnologías dedicadas al análisis de datos -tanto privados como públicos- que aparecen convertidas en estos asistentes por voz. Y aunque parezca imposible, en esta ocasión la realidad vuelve a superar la ficción. Para muestra, recordemos películas como Her (2013) o, más años atrás aún si cabe, con la película Flubber (1997), a través de su asistente Weebo. Y es que el argumento de ambas cintas trataba la historia de un dispositivo con un sistema operativo ubicuo que se va desarrollando a través de comandos de voz donde los protagonistas humanos interactuaban con ellos.

De momento, Google Home parece una buena idea pero antes de invitarle a entrar en nuestras vidas, debemos saber si lo vamos a aprovechar en nuestro hogar. Para algunos, las funciones que aporta todavía se antojan un poco escasas y, por otro lado, nuestros hogares aún no están preparados para poder interactuar con él.

Comparte:

Escrito por

Equipo de redacción de Solo pienso en TIC, el blog de SIAG Consulting.

Deja un comentario