El impacto de la automatización en el empleo

A medida que se producen más avances en la Inteligencia Artificial (IA), aumenta el temor entre la sociedad a que las máquinas acaben convirtiéndose en nuestras peores enemigas, “robando” nuestros puestos de trabajo.

Para arrojar un poco de luz a este asunto, la consultora PwC ha elaborado un estudio, a partir del análisis del mercado laboral de 27 países de la OCDE, Rusia y Singapur (más de 200.000 puestos de trabajo) bajo el título “Will robots steal our Jobs?”.

El estudio parte de la base de que la automatización del mercado laboral de aquí a 2030 se producirá en tres grandes oleadas. Una primera, hasta principios de 2020, denominada como algorítmica, donde se producirá la automatización de las labores más sencillas y del análisis estructurado de datos (en esta nos encontramos). Una segunda fase de automatización aumentada, que se ampliará al intercambio de información y al análisis de datos desestructurados (se prolongará hasta mediados de la década de 2020). Y, una tercera, denominada autónoma, que permitirá no solo la automatización de tareas rutinarias, sino también de destrezas manuales y de la resolución de situaciones y problemas en tiempo real (a partir de 2030).

Las principales conclusiones de este informe son las siguientes:

El impacto de la automatización en el mercado laboral será marginal en el medio plazo. Esto es en la primera fase de automatización, donde los puestos de trabajos en riesgo varían en función de cada país pero oscila entre el 1% y el 4%. Por el contrario, en el largo plazo, economías con mayor peso de la industria y, por lo tanto, con trabajos más fáciles de automatizar, el porcentaje de puestos de trabajos en riesgo, en la fase más avanzada, puede llegar al 44% en el caso del Eslovaquia, al 39% en el de Italia o al 37% de Alemania. En otros países, donde la actividad está más concentrada en el sector servicios, como sucede en Estados Unidos, Francia o el Reino Unido, la proporción de trabajos en peligro será del 38%, 37% y 30%, respectivamente.

En nuestro país, la Inteligencia Artificial (IA) no tendrá un impacto significativo en el mercado laboral español hasta después de 2030. Solo un 3% de los empleos podrían estar en riesgo por la automatización.

Por otro lado, la automatización afectará más a los hombres (39%) que a las mujeres (28%), y a aquellos empleados con un nivel de formación medio (39%) o bajo (44%).

Sectores como el transporte, la logística y la industria serán los más afectados por la Inteligencia Artificial. El transporte es probablemente uno de los sectores donde más avance estamos viendo con sus sistemas de conducción autónoma. Pero éstos no son los únicos, la Inteligencia Artificial ya ha comenzado a sustituir la labor de administrativos y el trabajo en oficinas.

Fuente: PWC

Comparte:

Escrito por

The author didnt add any Information to his profile yet

Deja un comentario