Inteligencia artificial: ¿Cambiará nuestro puesto de trabajo?

A medida que se producen más avances en la inteligencia artificial, aumenta el temor a que las máquinas acaben convirtiéndose en nuestras peores enemigas, “robando” nuestros puestos de trabajo o incluso produciéndose una hipotética invasión de robots que sean capaces de aniquilar a la especie debido a una pérdida de control, como si de una película de ciencia-ficción se tratara.

En un estudio publicado el pasado año bajo el título, “Artificial Intelligence and Life in 2030”, dentro del proyecto One Hundred Year Study on Artificial Intelligence por la Universidad de Stanford, una iniciativa a largo plazo cuya meta es publicar regularmente trabajos basados en una visión científica y asesorada de cómo la inteligencia artificial (IA), se muestra cómo repercutirá la IA en los aspectos cotidianos de nuestras vidas y su influencia en el empleo.

¿Qué opinan los expertos de la inteligencia artificial?

“El perfil de la inteligencia artificial en películas y literatura es ficticio. Hay una mal interpretación de la gente […] de que la IA es una cosa. También hemos visto que la opinión general es muy optimista de cara a la IA y es un tema que emociona, a veces de una manera que no es realista, o teniéndole miedo diciendo que nos va a destruir, lo cual tampoco es realista”, señala Peter Stone, científico de computación en la Universidad de Texas.

Sectores como el transporte, la educación o la salud pública se verán afectados por la inteligencia artificial donde se plantea una participación casi esencial, llegando por ejemplo a que los médicos puedan delegar ciertas tareas a un sistema de IA.

“Nos acercamos al punto en que las máquinas serán capaces de hacer mejor que los humanos casi cualquier cosa. La Sociedad tiene que enfrentarse a esta cuestión y responder: Si las máquinas pueden encargarse de lo que hoy hacen los humanos, ¿cuál será el papel de los humanos en el futuro?”, afirma Moshe Vardi, de la Rice University en Texas, citado por el diario Financial Times.

El transporte es probablemente uno de los sectores donde más avance estamos viendo con sus sistemas de conducción autónoma, un claro ejemplo lo tenemos en los coches de Google que se conducen completamente solos. La Inteligencia Artificial, también está conquistando el trabajo en oficinas. La empresa de seguros Fukoku Mutual Life Insurance y una firma Israelí, Lemonade, ya han comenzado a sustituir la labor de administrativos y brokers por robots que llevan a cabo la gestión de documentación.

En el ámbito de la medicina, una de las grandes revoluciones de este sector la está protagonizando el robot Da Vinci, uno de los autómatas más populares que se emplean en los quirófanos. Éste, realiza intervenciones de forma menos invasiva y, como consecuencia, las recuperaciones son más rápidas. “El médico no desaparece, pero sí afecta a los profesionales de su alrededor, ya que no se necesita que tanta gente intervenga en la operación”, explica Silvia Leal, asesora de la Comisión Europea y directora académica en IE Business School.

Hasta ahora las máquinas tenían un gran protagonismo en el segmento industrial con la automatización de procesos de fabricación, pero ahora los robots y la inteligencia artificial están yendo más allá comenzando a realizar trabajos “no manuales”.

Comparte:

Escrito por

Equipo de redacción de Solo pienso en TIC, el blog de SIAG Consulting.

Deja un comentario