ISO 14001: el dinero no lo es todo

Desde hace unos años, la gestión ambiental tiene un papel muy importante entre las empresas y en cómo estas interactúan con él. Y es la sociedad la que, cada vez más, solicita un compromiso con su entorno, un hecho que vemos reflejado en la demanda de productos. Ya no solo cuentan factores como el precio o la calidad de la materia prima, sino también la implicación de las empresas a nivel medioambiental. La certificación ISO 14001 surge con el propósito de apoyar la implantación de un plan de manejo ambiental en cualquier organización del sector público o privado. Existen numerosas organizaciones que han implementado su propio Sistema de Gestión Ambiental adaptado a la norma ISO 14001 y las que, posteriormente, han decidido que sería buena idea que un organismo de certificación realizase la correspondiente auditoría del sistema.

Este reglamento ha sido creada por la Organización Internacional para Normalización (International Organization for Standardization – ISO), la red internacional de institutos de normas nacionales que trabaja en alianza con los gobiernos, la industria y representantes de los consumidores. Existen múltiples normas ISO que se pueden utilizar como herramientas para proteger el medio ambiente. Sin embargo, solamente se puede utilizar la norma ISO 14001 para obtener la certificación de protección al medio ambiente.

Beneficios de la ISO 14001 en materias de Gestión Ambiental

  • Mejor gestión ambiental. Permitirá reducir los niveles de residuos y el consumo energético.
  • Muchos clientes en algunas industrias están empezando a pensar más en el impacto ambiental de sus propios procesos, y las de sus proveedores. Algunos han incluido esta norma ISO 14001 en los requisitos de contrato para que la relevancia sea práctica y no solo teórica.
  • Mejora la eficiencia reduciendo los costes de las actividades de las empresa.
  • Mayor prestigio a la hora de adquirir compromisos de mejora del Medio Ambiente. La percepción de la sociedad y clientes hacia la empresa mejora considerablemente.
  • Prepara para un entorno empresarial en constante cambio.

ISO 14001

La implantación de cualquier proceso de sistema de gestión, aunque suponga beneficios para nuestra organización, también puede implicar un costo. No obstante, si decidimos que es bueno para nuestra organización la implementación de un Sistema de Gestión Ambiental, entonces damos por hecho que ese gasto puede valer la pena. De esta manera, con la ISO 14001, las organizaciones definen un plan que incluye una política medioambiental concreta, metas, procedimientos, capacitación para el personal, documentación o un sistema para corregir fallos… entre otros.

En SIAG Consulting, dentro de nuestra Política de Calidad, hemos establecido un Sistema de Gestión de Calidad y Medio Ambiente de acuerdo a la norma UNE-EN ISO 9001 y UNE-EN-ISO 14001 cuyos pilares básicos son:

  • Establecer la gestión de Calidad y Medio Ambiente como un elemento estratégico para el funcionamiento de la empresa y como una ventaja competitiva frente a los competidores.
  • Cumplir todos los requisitos legales y reglamentarios, así como todos los compromisos que la organización suscriba y los requisitos exigidos por los clientes, relacionados con la calidad del servicio prestado, y los relacionados con los aspectos ambientales aplicables.
  • Satisfacer los requisitos de los clientes.
  • Optimizar permanentemente todos los procesos para disminuir los costes de una inadecuada gestión de la calidad.
  • Hacer de la calidad un elemento básico en la cultura de la organización.
  • Avanzar en la mejora continua de la calidad y del medio ambiente en la organización a todos los niveles.
  • Conseguir la identificación y el compromiso de todos los miembros de la organización con la Política establecida y desarrollar un modelo de gestión participativa que aproveche las capacidades de toda la plantilla.
  • Promover la comunicación haciendo hincapié en comunicar a nuestros empleados lo compromisos adquiridos con la calidad y el medio ambiente.
  • Creación del ambiente de trabajo apropiado facilitando la participación del personal en todas las actividades y en la consecución de los objetivos marcados.
  • Planificación de nuestras actividades garantizando la mejora continua.
  • Fomentar la prevención de la contaminación frente a otras actuaciones cuando sea posible.
  • La organización asume su responsabilidad social en todas sus actuaciones, colaborando con ello activamente al progreso de la sociedad.
  • Establecer y revisar regularmente objetivos y metas acordes con los compromisos asumidos.
Comparte:

Escrito por

Equipo de redacción de Solo pienso en TIC, el blog de SIAG Consulting.

Deja un comentario