¿Necesita tu empresa un DevOps?

Para muchas empresas, satisfacer las expectativas de sus clientes requiere una gran dosis de flexibilidad y agilidad. Por eso, crear aplicaciones más rápido, con menor coste y mayor calidad puede ser una ventaja competitiva. Aquí es donde entra DevOps.

DevOps es un término cada vez más divulgado en los entornos de trabajo digital y que hace referencia a la unión entre el desarrollo (Dev) y las operaciones (Ops). Y en este caso, en cómo los equipos de desarrollo y los encargados de la gestión de las operaciones necesitan comunicarse de forma constante para desarrollar aplicaciones de una forma eficiente y organizada. Un DevOps tiene como objetivo acercar el trabajo de los desarrolladores de software con el del resto de profesionales dedicados a las IT (Sistemas, Redes, Seguridad, Ingeniería…) para ayudar a producir y desarrollar versiones de programas más rápidamente, con menos errores y una mayor adaptabilidad para los clientes finales.

DevOps, cultura de negocio.

Las ventajas que puede suponer tener un DevOps en una organización van desde reducir los costes de infraestructura como influir en mejora de la calidad del producto. Esto de cara al exterior.

Internamente, contar con un DevOps en cualquier compañía supone una colaboración constante entre los diferentes equipos que componen el departamento de IT y con la empresa en general. De este modo, se genera más confianza entre los equipos de desarrollo y los de operaciones a través de la calidad, permitiendo una mayor flexibilidad y adaptabilidad.

En una cultura DevOps, los desarrolladores y operadores colaboran, no solo construir el software, sino también ofrecerlo con éxito al usuario y satisfacer sus expectativas de desempeño, disponibilidad, seguridad y evolución.

Según los datos aportados por una encuesta de Redgate el 47 por ciento de las grandes empresas ya cuentan con DevOps en muchos de sus proyectos. El estudio se ha realizado entre 1.000 empresas de todo el mundo, la mitad de ellas son organizaciones con 500 empleados o más, y también ha mostrado que en un 33 % de las compañías encuestadas tienen planes para adoptar las funciones de DevOps durante los próximos dos años.

En España en concreto, las empresas tienen una buena razón para adoptar DevOps, ya que según los encuestados, sus ingresos se han incrementado un 26%. 

Por eso SIAG Consulting ya cuenta con equipos formados por desarrolladores y administradores de sistemas expertos en el diseño, la implementación y la gestión de soluciones cloud empleando tecnologías y procesos de entrega e integración continua.

En definitiva, DevOps es una filosofía que permite a las empresas automatizar sus procesos y hacer el trabajo más colaborativo para lograr un objetivo común y entregar el software de forma más rápida. Un beneficio para cualquier empresa.

Fuente encuesta: Redgate

Comparte:

Escrito por

Equipo de redacción de Solo pienso en TIC, el blog de SIAG Consulting.

Deja un comentario