Programación como lenguaje universal

En los últimos años, la tecnología ha irrumpido de tal forma en nuestras vidas, que se hace casi imposible vivir sin ella. Como consecuencia, la demanda de perfiles digitales sigue creciendo, y es que dominar la tecnología se ha convertido en un requisito imprescindible en cualquier puesto de trabajo.

Adecco pronosticó un crecimiento en la demanda de perfiles tecnológicos en España de un 40% durante 2016 y prevé que se creen más de 700.000 puestos de trabajo en este ámbito en todo el mundo en los próximos tres años.

Como ya hemos hablado en alguna ocasión, muchos de los trabajos que existen actualmente están empezando a ser realizados por robots, pero para que dicho robot pueda realizar correctamente su trabajo, detrás se encuentra la figura del programador, un perfil que está entre las profesiones digitales más demandadas. De ahí la importancia de que cada vez sean más los centros educativos que están implantando la programación como una asignatura más entre sus alumnos.

En una entrevista concedida recientemente a Konbini Francia, el CEO de Apple, Tim Cook, declaró que “si fuera un estudiante francés de 10 años, creo que sería más importante aprender a programar que aprender inglés”.

A pesar de que el inglés está considerado como un idioma global, el CEO de Apple cree que la programación es un lenguaje más universal. Afirma que “es un lenguaje con el que te puedes expresar con 7.000 millones de personas en todo el mundo”.

De hecho considera que la programación debería ser una asignatura en todas las escuelas públicas del mundo, y no ser una habilidad que requiera una especialización. “No es sólo para los que estudian ciencias de la computación, es para todos”, señala Cook.

Y es que, enseñar a los niños a programar desde pequeños, hace que aprendan mejor cómo funcionan las cosas y los procesos que hay detrás para que “esa cosa” funcione. La programación les sirve para estimular la capacidad de cálculo y de lógica, mejora la capacidad de atención y concentración y desarrolla habilidades para la solución de problemas lógicos. Además, cuentan con la ventaja de que en edades tempranas son capaces de aprender más rápida y fácilmente que una persona en edad adulta.

Hoy en día cualquiera puede aprender a escribir código, mediante juegos, apps y cursos presenciales y online. Uno de los lenguajes de programación más populares y que es ideal para los más pequeños es Scratch, lanzado por el MIT hace 11 años. Se trata de un entorno de programación visual con el que se puede crear animaciones, juegos e interacciones, etc.

Tal y como hemos dicho al principio del post, prácticamente todo lo que nos rodea es tecnología, y las próximas generaciones serán aún más digitales, de tal modo que, el código y, por tanto, la programación será el nuevo lenguaje universal.

Comparte:

Escrito por

The author didnt add any Information to his profile yet

Deja un comentario