¿Estamos realmente a salvo de un robo masivo de datos?

Actualmente, las grandes corporaciones se encuentran ante uno de los mayores retos de la seguridad de la información: el robo masivo de datos.

A pesar de las soluciones de seguridad que las empresas pueden implementar, un estudio reciente ha revelado que el 97 % de las mil compañías más grandes del mundo han sido víctimas de violaciones de datos. Se trata de una táctica que se está volviendo cada vez más común en los últimos años entre los cibercriminales y que provoca graves consecuencias económicas en las cuentas corporativas. Según el Instituto Ponemon, estas infracciones de datos cuestan a las empresas más de 3,5 millones de euros.

Además de las citadas consecuencias económicas, las empresas se encuentran con otras que afectan a sus registros corporativos. Algunas de ellas son:

• El robo de bases de datos de clientes de la compañía.
• Robo de información financiera y detalles bancarios corporativos.
• Pérdida de documentación técnica importante.

robo masivo de datos

LinkedIn, Yahoo o Ashley Madison, entre las víctimas de robo masivo de datos

El pasado mes de mayo, la red social profesional LinkedIn fue víctima de un robo masivo de datos donde se filtraron más de 100 millones de claves de sus usuarios. Pero esta no es la única vez que la red social es hackeada. Ya en 2012 sufrió su primer robo de contraseñas, en el que 6,5 millones de usuarios resultaron afectados.

Una de las brechas de datos más famosas es el ataque a la web de búsqueda de sexo extramatrimonial Ashley Madison. Este hecho puso en peligro miles de correos electrónicos corporativos vinculados a grandes empresas. En esta ocasión, se hicieron públicos en varios portales informáticos los nombres de los casi 39 millones de usuarios registrados en todo el mundo.

En septiembre de este año saltaron rumores sobre un posible ataque informático, llevado a cabo a finales de 2014, contra el gigante de Internet Yahoo. Finalmente, este eco era confirmado por la propia compañía en un comunicado oficial. Este fue uno de los mayores hackeos de la historia, donde se vieron afectadas 500 millones de cuentas de usuarios. Los piratas informáticos robaron información personal como fechas de nacimiento, direcciones de correo electrónico, números de teléfono y contraseñas. La compañía recomienda que los usuarios que no han cambiado sus contraseñas desde 2014 lo hagan tan pronto como sea posible, y que también modifiquen las preguntas y respuestas de seguridad.

Para protegernos de la pérdida y el robo de datos es muy importante disponer de un software antimalware para evitar que los dispositivos se infecten, además de realizar periódicamente copias de seguridad de la información. Kaspersky Lab ofrece productos que incluyen características de copias de seguridad de datos y respaldo en línea, además de tecnologías especiales, como el exclusivo Safe Money de Kaspersky, que ayuda a evitar que los cibercriminales roben las contraseñas para su cuenta bancaria o cuentas de compras en línea.

Comparte:

Escrito por

Equipo de redacción de Solo pienso en TIC, el blog de SIAG Consulting.

Deja un comentario