Skimming: duplicado de tarjetas bancarias

El skimming es uno de los principales problemas a los que nos enfrentamos cuando acudimos a un cajero automático, y es la posibilidad de que nuestra tarjeta sea clonada y el consecuente robo de datos que contienen sus bandas magnéticas. Pero la clonación no solo se limita a los cajeros automáticos, se han dado a conocer diversos casos de trabajadores de establecimientos que contaban con un segundo lector de tarjetas además del propio datáfono de la tienda para realizar dicho robo de datos.

Existen diversas técnicas utilizadas por los ciberdelincuentes para conseguir una copia de la banda magnética correspondiente a una tarjeta de crédito o débito, la cual es utilizada para realizar fraudes financieros. En este caso profundizaremos en la técnica conocida como Skimming, una práctica muy utilizada en todo el mundo debido a que es de fácil adquisición y rápida implementación.

¿Qué es el Skimming y cómo funciona esta tecnología?

El Skimming consiste principalmente en la copia de la banda magnética de una tarjeta de crédito o débito. En primer lugar, los delincuentes se adentran en la Deep Web donde pueden obtener todo el material que necesitan: lectores que se asemejan a los empleados por numerosos bancos en sus cajeros, teclados también muy similares o las cámaras para grabar cómo el usuario introduce su número PIN. Una vez que la tarjeta del usuario ha pasado por el lector del skimmer, éste ya tiene la mayoría de la información que necesita.

La banda magnética, presente en todo tipo de tarjetas bancarias, tiene tres tracks o zonas de escritura de datos en las que según la ISO 7811 se graba toda la información necesaria: el número de la tarjeta, el nombre completo del titular de la misma, la fecha de caducidad y el código de seguridad o CVV.

Con esta información, el skimmer ya tiene todo lo necesario para realizar compras online o incluso vender los datos a otros usuarios interesados en la Deep Web. También puede trasladar los datos a una tarjeta en blanco y crear una mediante dispositivos que se pueden comprar en Internet.

Consejos para proteger la integridad de los datos de nuestras tarjetas

La seguridad al 100% no existe, pero aquí os damos algunas recomendaciones para evitar ser víctima de este tipo de fraude electrónico:

• Ocultar el código PIN de posibles cámaras ocultas situando la mano libre encima del teclado. De esta manera, en el caso que hayan logrado capturar la banda magnética, no podrán utilizarla para realizar una extracción al no tener el PIN de seguridad.

• Utilizar cajeros automáticos con mayor seguridad, sobre todo aquellos ubicados en bancos y desconfiar de cajeros que no conozcamos o que sean accesibles desde la calle. Los delincuentes prefieren cajeros no situados en las propias oficinas bancarias poco frecuentados para situar en el lector de tarjetas un segundo lector camuflado.

• Revisar periódicamente los movimientos de las tarjetas y el estado de las cuentas.

• Utilizar la tarjeta solo cuando sea necesario ya que en muchos lugares se necesita una tarjeta para ingresar a la zona de cajeros.

Comparte:

Escrito por

The author didnt add any Information to his profile yet

Deja un comentario