Llega la primera tarjeta con lector de huellas de Mastercard

MasterCard, uno de los principales proveedores de tarjetas de crédito y débito del mundo, ha presentado sus primeras tarjetas con lector de huellas dactilares incorporados, eliminando así, la necesidad de introducir códigos, como el número PIN y, aumentando la seguridad de las transacciones procesadas mediante una de sus tarjetas.

La tarjeta con lector de huellas de Mastercard incorpora un sensor biométrico idéntico al que tienen los lectores dactilares de los móviles. El lector está incorporado en la tarjeta, de tal forma que sólo bastaría con apoyar el dedo en dicho lector y se escanearía nuestra huella independientemente de si estamos pagando por NFC o insertando la tarjeta en el TPV. De este modo, no sería necesario introducir ningún PIN para autorizar una compra.

¿Cómo podremos conseguir la tarjeta de Mastercard?

El proceso para adquirirla también es muy sencillo. Cuando la entidad bancaria tenga disponible este tipo de tarjetas, los clientes tendremos que acudir en persona a la sucursal para el registro de nuestra huella dactilar. Se podrán registrar hasta dos huellas pero siempre de la misma persona. No será posible autorizar el pago de alguien más. Las dos huellas que registremos en el banco serán encriptadas en el chip de la tarjeta de crédito o débito. El banco será el único que tendrá la capacidad de modificar la huella a la que está asociada la tarjeta. Para evitar posibles fugas de seguridad, estas tarjetas tendrán otras nueve opciones, como el resto de dedos, para poder identificarnos.

Esta nueva tarjeta de Mastercard es compatible con todos los terminales de pago que existen a día de hoy en los comercios, por lo que no requiere ningún cambio ni de hardware ni de software en los terminales de pago ni la implementación de nuevas máquinas por parte de los comerciantes.

Entre las principales ventajas que encontramos en el uso de esta tarjeta destacan: una mejora en la seguridad gracias a este nuevo método para verificar la identidad del cliente, mayor rapidez, ya que sólo necesitaremos nuestra huella para validar las compras, y sencillez, no tendremos que acordarnos del PIN u otro código para la identificación.

Por el momento, la única autentificación que existe entre las tarjetas de crédito y débito y las transacciones bancarias es mediante un código de cuatro dígitos proporcionado por el banco, el conocido como PIN. En el caso de las tarjetas contactless, es un método muy rápido y cómodo pero no hay ningún tipo de seguridad ya que no es necesario el PIN en compras cuyo importe sea menor de 20 euros. Además, cualquier dispositivo equipado con antena NFC y que se encuentre relativamente cerca de una tarjeta contactless, puede leer y copiar los datos de ésta.

Por ahora, la compañía ha comenzado a realizar las primeras pruebas de su nueva tarjeta en algunos mercados de África, y se espera que se implemente en Europa a finales de este año, aunque todavía no existe una fecha definitiva para el lanzamiento comercial de la tarjeta. Sin duda alguna, esta nueva tecnología supone una revolución en nuestra forma de realizar pagos.

Comparte:

Escrito por

Equipo de redacción de Solo pienso en TIC, el blog de SIAG Consulting.

Deja un comentario