Tesla T1 Concept, el coche del futuro diseñado por estudiantes españoles

Un grupo de estudiantes de la IED de Barcelona han diseñado un Tesla que propulsado por energía eólica. El coche denominado Tesla T1 Concept, es capaz de alcanzar los 410 kilómetros/hora gracias a una potencia de 1.342 caballos y un avanzado sistema de propulsión mediante turbinas. Se trata de un proyecto diseñado por cinco estudiantes de la Escuela Superior de Diseño de Barcelona, IED, con edades comprendidas entre los 21 hasta los 27 años.

El concepto Tesla T1 ha sido diseñado con la idea de competir en las 24 horas de Le Mans de 2030. Tiene una longitud de 4,72 metros y una potencia de 1.341 caballos (1.000 kw), lo que permite una aceleración de 0 a 100 kilómetros/hora en 2,5 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 410.

Características de Tesla T1 Concept

Pero si hay algo que destaca en este coche, es el uso del viento como fuente de energía utilizando la turbina eólica vertical de Gorlov. “Hemos incluido turbinas individuales en cada una de las cuatro ruedas, que a su vez dirigen el aire a través de conductos hacia una quinta y última turbina situada en la parte posterior del vehículo”, explica Omar Alfarra, uno de los diseñadores.

Además de permitir que la máquina funcione con energía renovable generada por el viento, las turbinas impulsan el T1 con mayor aceleración y potencia. Cada una de las turbinas están impresas en 3D a partir de aerogel, y están ubicadas entre ruedas de magnesio de alta resistencia y los neumáticos de grafeno. Dinámicamente, el T1 incorpora lo que este grupo de estudiantes ha denominado “sistema de eje dinámico”, un sistema que gira desde el centro de ambos ejes, proporcionando al modelo una mayor capacidad de tomar curvas más rápido.
“Nos hemos propuesto alcanzar un objetivo común, desarrollar mucho más que un coche de carreras, resolviendo problemas al diseño del transporte”, explica Alfarra.

Para la fabricación de este Tesla se ha buscado lograr la máxima ligereza. Para ello se han utilizado materiales de última generación como el magnesio o el grafeno para los neumáticos, desarrollados en colaboración con Michelin, así como titanio para algunos componentes internos del motor. El resultado, un coche de 900 kilos de peso.

El 2030 podría ser el debut del primer automóvil que funcione con aire, sin consumir ningún tipo de combustible. Creado para el concurso de diseño de Michelin, el Tesla T1 Concept, como bien indica su nombre, es aún un concepto, pero no se descarta este tipo de tecnológicas y propulsiones en el futuro con el fin de crear vehículos que no dañen el medio ambiente.

Comparte:

Escrito por

Equipo de redacción de Solo pienso en TIC, el blog de SIAG Consulting.

Deja un comentario